Catedral de São Luis, Maranhão, Brasil

La catedral de São Luís (Catedral de Nuestra Señora de la Victoria) es la sede de la arquidiócesis del mismo nombre. Se encuentra en la plaza Pedro II en el centro de São Luís, capital del estado de Maranhão, Brasil. Es un importante monumento del centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

HISTORIA

La diócesis de São Luís de Maranhão fue creada en 1677 y abarca desde Ceará hasta Cabo Norte, Amapá, como una dependencia del Patriarcado de LISBOA. En los inicios de la diócesis, la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria fue utilizada como sede episcopal.

El edificio de la actual sede no fue construida originalmente con este propósito. Era una antigua iglesia jesuita, construida a partir de 1690 por la Compañía de Jesús, instalada en Maranhão desde inicios del siglo XVII. Esta iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Luz, fue levantada con mano de obra indígena e inaugurada en 1699. Los planos fueron elaborados por el padre luxemburgués João Felipe Bettendorf y enviados Roma para su aprobación. Al lado de la iglesia se encontraba el Colegio Jesuita, un gran centro cultural de la región. En 1760, su biblioteca contaba con 5000 volúmenes.

Con la expulsión de los jesuitas en 1759, los bienes de la Compañía pasaron a la corona. En 1761, una reforma urbanística ordenada por el gobernador Joaquim de Melo e Póvoas, la antigua sede episcopal fue demolida para hacer espacio frente al Palacio de los Gobernadores.[5]​ Los edificios jesuitas, que se encontraba desocupados, tomaron nuevos usos: el colegio pasó a ser el palacio de los obispos y la iglesia de la Compañía se transformó en la catedral de la ciudad. La decoración actual del palacio deriva de una reforma del siglo XIX. La fachada de la catedral fue modificada a comienzos del siglo XX, cuando se le sumaron dos torres. Entre 1921 y 1922 la catedral fue elevada a sede de arquidiócesis.

En la catedral se destaca el retablo hecho en talla dorada en el altar, realizado a fines del siglo XVII. Es uno de los mejores ejemplares de la época colonial de Brasil, a pesar de haber sido modificado a inicios del siglo XIX con la adición de un vestidor en su parte central. Fue diseñado por João Felipe Bettendorf y realizado por el tallador portugués Manuel Manços. El retablo fue catalogado por el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional en 1954.

RETABLO DE LA CATEDRAL

El punto culminante de la catedral se encuentra el retablo de la cerda joven en el altar , que tuvo lugar a finales del siglo XVII. Es uno de los mejores especímenes de la época en el Brasil colonial, representando el arte barroco , aunque se modificó ligeramente a principios del siglo XIX con la adición de un vestidor en la parte central.

Fue diseñado por el hermano João Felipe Bettendorff y ejecutado por el tallador portugués Manuel Manços , asistido por talladores de Maranhão vinculados a la Compañía de Jesús. El retablo fue catalogado por IPHAN en 1954.

PALACIO EPISCOPAL
A partir de 2014 , el segundo piso del Palacio Episcopal comenzó a albergar el Museu de Arte Sacra , que busca presentar el proceso histórico de colonización y ocupación del territorio de Maranhão, que comenzó en el siglo XVII, con una colección de objetos de arte sacro y arte Jesuita.

Deja una respuesta