São Luís, Maranhão, Brasil

São Luís o San Luis es una ciudad situada en el nordeste de Brasil y capital del Estado brasileño de Maranhão. Está localizada en la isla homónima en el Atlántico Sur, entre las bahías de San Marcos y São José de Ribamar.

Upaon-Açu, es la antigua denominación dada por los indios tupinambás, que allí habitaban, y es el nombre oficial, adoptado por la Constitución del estado de Maranhão, y que significa «Isla Grande».

El clima de São Luís es tropical, cálido y semi-húmedo y tiene dos estaciones distintas: la estación seca, de julio a diciembre, y la estación lluviosa, de enero a junio.

HISTORIA

La ciudad fue fundada por el hidalgo francés Daniel de La Touche, conocido como el Señor de La Ravardière, el 8 de septiembre de 1612. El nombre Saint Louis, São Luís o San Luis se debe a un homenaje al soberano San Luis IX, rey de Francia.

Los franceses se aliaron a los indios en la resistencia contra los portugueses y, solamente 3 años después, en noviembre de 1615, retornó al dominio lusitano, bajo el mando de Jerônimo de Albuquerque, que se convirtió en el primer capitán de mar de Maranhão.

São Luís también estuvo bajo el control neerlandés en el período de 1641 al 1644. Solamente después de esos ataques, el gobierno colonial decidió fundar el estado de Maranhão y Grão-Pará, independiente del resto del país. En esa época, la economía se basaba en la plantación y posterior exportación de caña de azúcar, cacao y tabaco. Conflictos entre las élites por motivos económicos llevarían a la revolución de Beckman.

Por el año 1860, con la interrupción de la producción de algodón por los Estados Unidos, que enfrentaban en esa época la Guerra de Secesión, el camino quedó abierto para Brasil para proveer de esa materia prima a Inglaterra. La producción de algodón creció y la ciudad se modernizó. Grande fue el flujo de europeos, principalmente religiosos, comprometidos con la educación de la población. Algunas obras fueron inauguradas, como las redes de agua y alcantarillado.

La ciudad llegó a ser, en la época, la tercera más populosa del país, detrás de Río de Janeiro y Salvador de Bahía. El comercio de algodón entró en decadencia a fines del siglo XIX y la ciudad comenzó a buscar otras maneras de mantenerse.

Según un estudio genético autosómico, la composición de la población de São Luís es la siguiente: contribución europea de 42 %, contribución indígena de 39 % y contribución africanada de 19 %.

GEOGRAFÍA

Ubicada en la isla de Upaon-açu (isla grande, en tupi), São Luís tiene un relieve de baja altitud y pequeños ríos, como Anil, Bacanga, Tibiri, Paciencia, Cachorros. La Laguna de Jansen es un importante punto turístico. La isla está separada del continente por el Estrecho de los Mosquitos.

La isla de Upaon-açu se encuentra en medio del Golfão Maranhense, formado por un conjunto de bahías, como la Bahía de San Marcos (este) y Bahía de San José (oeste), y conocido por la gran amplitud de las mareas (hasta 7,2 metros). La desembocadura de los ríos maranhenses más importantes queda en él, como el río Itapecuru y el río Mearim. Los manglares son la principal vegetación de la región.

Otras islas también pertenecen al municipio, como: Tauá-Mirim, Tauá-Redondo, del Miedo, Dos Hermanas, de las Pombinhas, Guarapirá.

La cobertura vegetal original del municipio es una mezcla de bosque latifoliada, babasús, vegetación de dunas, restinga y manglares. Se encuentran parques ambientales, entre los cuales el Parque Estatal del Bacanga, Área de Protección Ambiental de la Región del Maracaná, el Área de Protección Ambiental del Itapiracó y el Parque Estadual Sitio del Rangedor, entre otros, que guardan resquicios de vegetación de la Selva Amazónica.

ACCESO

Sobre el Estrecho de los Mosquitos están los puentes: Puente Marcelino Machado (dos puentes, una de entrada y otra de salida); Puente Metálico Benedito Leite (Ferrocarril San Luis-Teresina); dos puentes del Ferrocarril Carajás; puente que sostiene la aductora del Italuís (que lleva agua del río Itapecuru a la ciudad).

La BR-135 es el único acceso por carretera a la ciudad. En 2018, la carretera fue duplicada en el Campo de Perizes, una planicie de campos inundados entre São Luís y Bacabeira.

Un sistema de transbordadores realiza la travesía San Luis-Alcántara, cruzando la Bahía de San Marcos, y acortando la distancia entre la capital y la Baixada Maranhense, transportando más de 1,8 millones de pasajeros al año.

PATRIMONIO CULTURAL

La ciudad fue escogida por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad, en 1997. Posee una arquitectura colonial de cerca de 3.500 edificios, distribuidos por más de 280 hectáreas de centro histórico, siendo gran parte de los sobradões con balcones, muchos revestidos con preciosos azulejos portugueses. Varios edificios fueron restaurados: la Prefectura Municipal, por ejemplo, funciona en el Palacio La Ravardière, construido en 1689.

Entre los puntos turísticos, están la Cafuá das Mercês (Museo del Negro), el Museo de Arte Sacra, el Solar São Luís (Museo Histórico y Artístico), el Convento de las Mercedes, el Palacio de los Leones (sede del Gobierno Estatal), el Fuente de Ribeirão, el Centro de Investigación de Historia Natural y Arqueología de Maranhão, Casa del Tambor de Crioula, el Museo de Artes Visuales, Museo del Reggae de Maranhão y el Teatro Arthur Azevedo.

PLAYAS

Posee varias playas para baño, las comprendidas en la Av. Litoranea (São Marcos, Caolho y Calhau), la península da Ponta D’Areia (Zona hotelera) y las que tienen acceso por avenidas paralelas (Olho d’Água, Praia do Meio y Araçagi).

A pocos km de la ciudad se puede visitar la Praia da Raposa (25 km) conocida por la pesca y artesanado local y São José de Ribamar (30 km), muy conocida por sus fiestas religiosas.

El Espigão Costeiro da Ponta da Areia  es un muelle, construido para contener la erosión de la playa, pero que se ha convertido en un importante punto turístico, en especial para ver la puesta del sol.

Deja una respuesta